Foto cortesía: Metro

¿Hospitales de Venezuela en terapia intensiva?

06/09/2017 | 02:00 pm

Gladys en Éxitos conversó con varios profesionales del área de la medicina sobre las condiciones de los hospitales venezolanos. 

Iván Machado, jefe de cardiología y representante electoral suplente del Consejo Directivo del Hospital Clínico Universitario, comentó que en 61 años de vida del hospital nunca había estado en condiciones tan críticas y de abandono como las de ahora. Señaló que “el suministro es muy irregular, faltan medicamentos básicos” y los pacientes tienen que buscarlos para poder hacer el tratamiento. Además, agregó que los estudiantes de la Universidad Luis Razetti, al terminar los estudios se van del país.
La jefe del servicio de cirugía general del Hospital Universitario de Los Andes, Estrella Uzcátegui manifestó que, igualmente no tienen insumos. Destacó que en el área de neonatología es donde se han registrado casos de muertes, “más de 150 muertes neonatales, lo que representaría 14 niños menores de un año por mes”, dijo. Igualmente indicó que son pacientes que requieren de cuidados muy especiales, son susceptibles a las infecciones. También, agradeció que el hospital funciona por la “mística de trabajo y el deseo de ayudar en materia de salud: enfermeras, estudiantes de medicina, médicos y residentes en formación”.

Sonia Sifontes, jefe del servicio de medicina tres y vicepresidenta de la sociedad médica del Hospital J.M de los Ríos, expresó que para la fecha, el hospital se encuentra en remodelación, por lo que la capacidad para ingresar pacientes es menor. Resaltó que la fundaciones que ayudan en el hospital, ayudan también a los pacientes.

Marietta Rea, médico especialista del servicio de cirugía y representante de la Sociedad Médica del Hospital El Algodonal, manifestó que en la unidad médica tienen gran cantidad de quipos dañados, que no poseen medicamentos, ni antibióticos. “El Algodonal sobrevive porque los médicos se han negado a dejar morir el hospital”, dijo. También comentó que el dinero aprobado para la remodelación de hospital, pero no llega, “comienzan a remodelar, el dinero desaparece y la obra queda inconclusa”, expresó. Además, indicó que la escasez no solo afecta a los hospitales, sino también a las clínicas privadas.

El médico adjunto de oncología del Hospital Ruíz y Páez, Alberto Cabello, catalogó la situación en el estado Bolívar como grave. Expresó que hay reportes de pandemia de malaria y paludismo, y las autoridades gubernamentales no hacen pronunciamientos, “no quieren aceptar que hay una crisis humanitaria”, señaló. Comentó que no es fácil adquirir los medicamentos y que se reportan gran cantidad de muertes materno-infantil. Explicó que los pacientes que tienen recursos van a Colombia a tratarse, pero que los que no los tienen no se realizan el tratamiento. También manifestó que tienen los quirófanos paralizados y que el hospital “en el último año no ha tenido ningún tipo de inversión, sólo cuentan con recurso humano, que le presta atención al paciente”.

Moraima Palacios, presidente de la Sociedad Médica  de la Concepción Palacios y jefa de infectología de la unidad, señaló que en muchas oportunidades no tienen agua y eso genera infecciones a las pacientes. Agregó que debido a la escasez de antibióticos, se colocan los que no son adecuados. Enfatizó que la calidad de las remodelaciones “deja mucho que desear”. Expresó que los trabajos no duran más de tres años y que no cumple los estándares, especialmente en las áreas quirúrgicas. Además, denunció que “los hospitales están siendo desvalijados… hay inseguridad dentro y no vemos que hayan políticas para mejorar este problema, los médicos están expuestos a la inseguridad”, dijo.El médico pediatra del Hospital General de Lídice, Manuel Parra,expresó que los problemas de inseguridad y de falta de insumos se han agudizado. “Anteriormente contabas con los medicamentos, había cierta regularidad respecto al trabajo en los hospitales, ahora la deficiencia es muy grande”, manifestó.  Asimismo, destacó que en la mayoría de los casos se ven obligados a mandar a los familiares de los pacientes a comprar los medicamentos o a utilizar algunos de segunda mano. Explicó que desde hace aproximadamente siete años no cuentan con atención en el área de maternidad ni neonatología, por fallas de infraestructura; sin embargo, comentó que recientemente se remodelaron 11 quirófanos.

Rosa Torrealba, vicepresidenta de la Sociedad Médica del Hospital de los Magallanes de Catia, indicó que la salud es prioridad frente a problemas políticos. Denunció que hace algún tiempo se formó un comité hospitalario para solventar los problemas del hospital y el dinero se perdió. Agregó que, para la fecha, se hacen cambios en la infraestructura, pero señaló que están a la expectativa, a su juicio, los trabajos siempre quedan incompletos. También expresó que el hospital se caracteriza por la formación de postgrados y que disminuyen.

El director sectorial de salud en el estado Lara, Ruy Medina, describió las condiciones de los hospitales del estado, específicamente de los tipo cuatro. Catalogó de normales las condiciones de trabajo. Resaltó que no poseen dotación de medicamentos e insumos quirúrgicos. Sin embargo, indicó que, aunque los pacientes deben comprar insumos, están operando sin mayores problemas. “El hospital funciona a un ritmo normal, con las deficiencias que existen a nivel nacional”, dijo. Respecto a la infraestructura manifestó que tienen deficiencias, pero que las solventan, para tener un mantenimiento aceptable.