Foto cortesía: San Juan 8

No se acabó el mundo: ¿A qué aferrarse en Venezuela?

25/09/2017 | 06:28 pm

A propósito del supuesto “fin mundo” que no llegó, el pasado sábado 23 de septiembre, reflejado en el Apocalipsis de la Biblia, Román Lozinski conversó con varios especialistas de diferentes áreas sobre los aspectos positivos de la sociedad venezolana.

El historiador Luis Buttó, resaltó que los militares como conductores de la política, representa un aspecto negativo, al igual que la renta petrolera; sin embargo, manifestó que existe la constante histórica del pueblo venezolana de construir democracia, señaló que la conformación de partidos es un ejemplo claro.

Ronald Balza, indicó que el sistema de precios, expropiaciones y controles no funcionan, sino que por el contrario, conducen a la rabia. Asimismo, explicó que es una oportunidad difícil pero fructífera “si queremos construir un modelo de relación en nuestra sociedad”. Además, a su juicio, los venezolanos no han perdido los valores.

Eduardo Fernández, abogado y presidente del Centro de Políticas Públicas, IFEDEC, no mencionó aspectos positivos en materia política. Expresó que la política está muy cuestionada en el país y en el mundo entero. Destacó que es importante construir instituciones que busquen crear un ambiente democrático. Coincidió en que “los militares no están llamados a gobernar el país” y agregó que los ciudadanos tienen derecho a reclamar a los líderes que “tengan, inteligencia para comprender las características de la crisis que se vive y patriotismo, para poner por delante los intereses de los ciudadanos”

Erik del Búfalo, doctor en filosofía y profesor universitario, aclaró que los venezolanos están cultivando una expectativa realista. “Lo que educa a las sociedades es la realidad y el dolor”, dijo y explicó que representa un signo de maduración.